domingo, 13 de noviembre de 2011

Las frías tardes de domingo



Un vuelo que no cogiste,
Una cena pendiente,
Un paseo nocturno,
Una estación a medio cerrar.
Un flexo maltrecho,
Una ventana al corazón de una gran ciudad,
Una pared con papel pintado,
Un patio de vecinos más grande de lo normal.
Un parque con niños,
Una sutil lluvia de otoño por la noche,
Una calle abarrotada de gente,
Un móvil que no suena.
Un paseo por tu cabeza,
Una sonrisa que no llega,
Una noche eterna,
Una larga espera.

domingo, 23 de octubre de 2011

Los dos colores azul del cielo



Y a mí me cuesta arrancarme las palabras. Lo sufro como si me quitaran un órgano vital y las palabras no salen. Instalado en la incertidumbre del día a día, dónde las cortinas de agua se confunden con el color azul en días alternos, pasaron los días. Se ven venir a lo lejos de las luces encendidas en las mañanas otoñales, las rutinas en los ojos de la gente, que se asoman cuando aún esta por ver si amanecerá para proseguir con una vida corriente. Y como inmerso en una sustancia viscosa vas resbalando, poco a poco, hasta el fondo del recipiente. Dejándote caer, queriendo hablar, pero cuesta arrancarme, incluso a mí mismo, las palabras que quiero escuchar.
No mucho más desde este puesto, mi señor. Quizás ya aterricé del gran salto, de la inercia de este, volviendo a poner los pies en el suelo. Y mañana amanecerá, que no es poco..

viernes, 30 de septiembre de 2011

Sean bienvenidos a octubre.




Hubo un tiempo en que la vorágine de la vida no me sacudía con fuerza ni me arrancaba de los brazos de alguien a quien quería, para arrojarme a una esquina de la habitación. De cuando los tiempos se pintaban en miles de millones de colores, con las pupilas dilatadas en eternas tardes de veranos incandescentes. Fue el tiempo el que me hizo ver que no era todo lluvia que caía sobre mí en forma de cortina, lo que corregía mi timidez en una cita, dónde el hombre aún no ha llegado a explorar. Fueron días de color y calor que dieron paso lentamente al gris invierno del "te echo de menos" y de la incertidumbre perpetua. Bienvenidos a octubre.

viernes, 23 de septiembre de 2011

Blues

Atraviesa el calor que ha dejado la lluvia por la ventana de este otoño prematuro en el tiempo. Se condensa el vapor de agua, formando un pequeño riachuelo que cae dentro del dormitorio. Se desnuda un cuerpo a la velocidad de un blues, con una luz tenue sobre una piel tostada en el sol del mediterráneo. El ambiente está demasiado cargado. Hay alguien que se balancea en una vieja amaca, y observa con un juguete entre las manos. Un cuerpo efímero que termina de desnudarse justo a sus pies, que se desliza por su cuerpo. Todo a ritmo de blues en do menor.

Ya ha amanecido y la lluvia ha dado paso a un sol que quema, más propio de mediados de agosto que de este otoño. Sigue haciendo calor. Y ella se gira y antes de que cruce la puerta le pregunta si se volverán a ver. Él le contesta, que si se produce, volverá a ser a ritmo de blues.


jueves, 22 de septiembre de 2011

Imitation of life

Que nada me ata a este carrusel en el día a día. Que no siento el roce del suelo, ni el calor que aún se desprende en este otoño prematuro.
Aún no se me olvidó sonreir.

Y a todo esto, hasta siempre REM.


lunes, 19 de septiembre de 2011

Lejos

Y aprendí a vivir solo y a la deriva, como en antaño, siempre con el amor en la distancia.
Y aprendí a perderme en el humo de los bares, en las noches cerradas de septiembre, con una copa en la mano.
Y me prometí no dejarte marchar, para darme cuenta, de que muy a mi pesar, ya te habías ido.

viernes, 9 de septiembre de 2011

Los restos del naufragio

Se agarró bien fuerte al tablón que quedó a su lado tras la tormenta. Era un trozo del casco de proa, arañado y mutilado, como él. Juntos observaron la explosión de luces en el cielo, el inmenso agujero que a su paso engullía todos los restos de aquella barcaza. El gas acumulado explotó junto al agua, en una desafiante batalla entre elementos y allí, a apenas 70 metros, se dió cuenta de que aquel barco era su vida entera, por no decir, su razón de vivir. Y poco a poco se dejó llevar en un sin fín de corrientes circulares que lo movieron como un muñeco y al soltarse de aquel tablón comprendió, que era mejor dejarse caer por un precipicio hacia lo más profundo del mar, que no tener una razón por la que vivir.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Yo, echo de menos

Echo de menos los fines de semana en invierno en la playa, las cenas junto a la chimenea, las persianas rotas de tu habitación.
Echo de menos el metro de París, aquel restaurante italiano de pasta no apta, el frío de Montrouge.
Echo de menos las farolas retorcidas de la calle boileau, el coche de marchas duras, el paseo de los tristes.
Echo de menos Granada cuando cae el verano, el aeropuerto García Lorca, el Arco de Elvira a media tarde.
Echo de menos la cenas en el gato o las comidas en los geráneos, las paellas en tu balcón un día cualquiera de Mayo.
Echo de menos tu cuello, tu pelo, tu perfume, tu cuerpo.
A tí.

20 días



20 días que parecieron 20 años en el Tibet.
Estoy de vuelta, pero vamos a tomarlo con tranquilidad, que las prisas no son buenas consejeras.



"Este mundo, eternamente imperfecto, imagen, e imagen imperfecta, de una contradicción
eterna - un ebrio placer para su imperfecto creador: - así me pareció en otro tiempo el mundo"
Así habló Zaratustra. Friedrich Nietzsche

jueves, 18 de agosto de 2011

Fin de la primera parte




He vuelto para colgar el cartel de cerrado por derribo,
para decir que ya esta bien,
para agradecer a los que me advirtieron.

He vuelto para irme, para volver a colgar las botas,
para que vuelvan las cosas a su sitio,
para entregarme en cuerpo y alma a septiembre.

He vuelto para decir adiós,
¿o me lo has dicho tú?
quién sabe donde voy a llegar a parar.

He vuelto para tirar abajo todos los planos,
todas las rutas establecidas,
todo.

He vuelto para decirte que te has portado muy mal
que esto no se hace
y que algun día te pagarán con la misma moneda.

He vuelto para irme,
he vuelto para irme
no me esperéis.

miércoles, 17 de agosto de 2011

En lo profundo del bosque




Fin a esta lista de despropósitos, a estas ganas de nada y a estas palabras rotas. Me tomo un respiro de este rinconcito que empezó describiendo una aventura y se ha convertido en el diario de bitácora de una desesperación. Cojo las vacaciones por depresión prolongada, por estado de melancolía perenne, por creer que el mundo se ha puesto de mi contra, de nuevo.
Y me callo más de lo que debería, y me guardo para mí fotografías que me duelen adjuntados a desapariciones inexplicables. Y ahora me doy cuenta, de que conocí a alguien que me advirtió de que todo esto no traería nada bueno y desde el principio fue claro y conciso, pero no quise escucharlo. Debería, él había estado en mi situación y llevaba toda la razón del mundo.
Este rincón se encuentra clausurado hasta nueva orden, necesito respuestas (que creo que no van a llegar) y conversaciones prolongadas.
¿Será verdad que a quién considere durante unas horas mi mayor enemigo, se ha convertido en mi mejor consejero?
Como en la foto, me toca adentrarme en el bosque solo.Volveré.

martes, 16 de agosto de 2011

lunes, 15 de agosto de 2011

Fue por tí...



Por ti voy a cruzar el estrecho,
atravesar los desiertos
y todo lo que me separa de ti.

Por ti voy a buscarme otra vida,
porque de la que tenía
solo quedan cenizas y no hay porvenir.

Y si todo esto no es suficiente,
seguro en la calle habrá gente
que lo entiende, que lo siente.

Por ti trabajaré sin contrato,
dormiré en la calle al raso,
seré como un gato, sabré sobrevivir.

Por ti me venderé en las esquinas,
traficaré y la envidia
será gasolina que tú encenderás.

Y si todo esto no es suficiente,
seguro en la calle habrá gente
que lo entiende, que lo siente.

Por ti las ramblas de madrugada,
las noches en Malasaña, el Carmen, L´Eliana
y agosto en el FIB.

Tal vez Jose ponga mala cara,
pero se pondrá unas tapas
y luego saldremos a tomar un gin.

Y si todo esto no es suficiente,
seguro en la calle habrá gente
que lo entiende ...

Y si todo esto no es más que bastante,
seguro en la calle aún hay gente
que no entiende que es por ti.


La habitación roja - Por tí (Nuevos Tiempos, 2005)

martes, 9 de agosto de 2011

Hasta aquí



Hasta aquí mis ganas de seguir, hasta aquí han llegado.
Hasta aquí mis manos y tu pelo, que ya no se enredan ni creo que lo vuelvan a hacer.
Hasta aquí los gritos y las malas caras, hasta aquí el gris del cielo cuando te pones violenta, hasta aquí.
Hasta aquí las farolas de tu ancha calle, del color dorado de nuestra pequeña, hasta aquí.
Hasta aquí mis fuerzas y mi aliento, mi carrera hacia la cumbre de esta montaña infinita.
Hasta aquí las noches que no dormí y las mañanas perezosas, hasta aquí el olor a tabaco en la almohada o un libro a medio abrir.
Hasta aquí todo lo planeado, todos los mapas trazados o todas las cosas que quedaban por venir.
Hasta aquí mis preocupaciones livianas de este mundo, mis ganas de ocio en fin de semana, mis noches largas.
Hasta aquí tu y yo, hasta aquí el estar juntos por estar o por no estar, hasta aquí.
Hasta aquí el engañarnos a nosotros mismos, a todos los que nos rodean. Hasta aquí.
Y hasta aquí todo lo que no sea importante de verdad, como la salud de los mios y del amor que me ofrecen. Hasta aquí hemos llegado vida, que de paso a una nueva, que hasta aquí hemos llegado.

sábado, 6 de agosto de 2011

No direction home

Sin rumbo ni dirección,
como una piedra que desciende por una ladera,
a la deriva.

Esto es mucho más de lo que puedo soportar.


miércoles, 27 de julio de 2011

Runnin' in circles

Me cansan ya los días de verano. Me aburren las tardes de siestas y calor desmesurado. Creo que esta vez me voy lejos. Y es que no hace falta irse muy lejos para sentirse alejado. Por esta vez está bien así. Voy a dejar de escribir en estos folios en blanco, una vez más y que sea por esta vez algo más que un intento. Que sea algo parecido a decir: "ya está bien, hasta aquí he llegado" porque es la sensación que tengo, la sensación de una pérdida de tiempo infinita e insulsa. Tengo el remedio contra casi todas las enfermedades pero no contra la indiferencia y contra el despecho. No tengo ninguna intención de formar parte ya de este circo, de carpa rota, malabares quebradizos y sonrisas a medio sentir. Por esta vez ya está bien. Creo que es suficiente si digo, hasta aquí hemos llegado. Y arto de correr en círculos y llegar una y otra vez al punto desde el cuál salí, unos cuántos años más, con más canas y desmejorado digo que por esta vez ya está bien.
Ha sido más el empeño que la lucha por una causa sin premio, un holograma agrietado, un clavo ardiendo en el mismísimo infierno al que más de uno se quería agarrar. Ha sido más que dos meses buenos y 6 años regulares, menos reconfortante que dormir en tu portón durante horas, menos que verte llorar a lágrima descosida. Ha sido algo más que un puerto deportivo anocheciendo o la suciedad de una plaza sin limpiar, más que las cartas que se escribieron, pero menos que cualquier otra cosa. Más que las confidencias en una calurosa tarde de café con un té de por medio, más que los planes que yo pronucié y que tu asentías pero no sentías, ha sido más que cualquier otra cosa que yo hubiera conocido, pero algo parecido a lo que tu llamas corriente.
Ha sido lo más parecido a sentir que esto ha sido un mal plan, algo parecido al amor/odio, el sentirme apaleado en una pelea entre dos personas que se amaban y descargaban contra mí toda su rabia descontrolada. Ha sido reconfortante y triste. Amargo y dulce. Es agridulce decir que me rindo sin haber empezado, pero mejor así.
Amor puro y duro. Amor que se acaba con una sonrisa. Pero amor que termina.





lunes, 25 de julio de 2011

Monsoon

El sol de verano me vuelve loco,
y en mi pobre cabeza no paro de tocar canciones,
tú dijiste que tenías a otro hombre,
y yo pensé: "bueno, no me preocupa"

Qué es lo que él tiene que no tengo yo?
aparte de la estabilidad emocional
puede él conducir toda la noche sin parar?
si no me crees pàrate a mirar.

Y escuché una voz que me llamó y dijo:
"algún día serás libre"


miércoles, 20 de julio de 2011

Asustados por las sombras y las ojas del otoño



Te dí el cielo, y tu me diste la noche,
dejemos que la luz cante de nuevo.

Y allí estábamos, como uña y carne,
asustados por las sombras y las ojas del otoño,
adiós cariño.




lunes, 18 de julio de 2011

505



Estoy volviendo al 505
No sé si son 7 horas volando o 45 minutos conduciendo
Pero en mi imaginación estás acostada a mi lado
con tus manos en tus muslos
y una sonrisa.

miércoles, 13 de julio de 2011

martes, 12 de julio de 2011

Soñar

Con la culpa encima que ningún hombre debería llevar
Lo suficientemente pesada como para que me entierren
Veo la muerte esta noche en la carretera
Quiero correr y esconderme pero me tiene donde quiere

Oh, yo solía soñar con mares y ríos
Que fluían y cada vez más fuerte
¿Dónde han ido aquellos días?

Estos días me siento muy lento
Todos mis pensamientos no sé donde han ido
Lo único tan cierto solía ser mi objetivo:
Mi mundo lugar en este mundo es solo para ti , cariño

Oh, yo solía soñar con mares y ríos
Que fluían y cada vez más fuerte
¿Dónde han ido aquellos días?

Disculpe ahora me tengo que ir
No puede soportar estar más aquí, no
Estoy enfermo y tengo meterme en cama
Si me quedo ahora, estaría mejor muerto

Oh, yo solía soñar con mares y ríos
Que fluían y cada vez más fuerte
¿Dónde han ido aquellos días?


Y ahora escúchala...

lunes, 11 de julio de 2011

Reflejo




Durante unas horas sentí que el tiempo había parado. La noche más cerrada dió paso a la luz más tenue y el sol asomaba tímido entre las colinas. Sentí recuperar el aliento y el flujo sanguíneo.

Durante unas horas todo fue de verde intenso y amarillo puro. No había voces, solo susurros y tumultos externos ajenos.

Durante unas horas el sonido desapareció como una piedra en un estanque, como el papel de los regalos el día de reyes.

Y ahora todo lo que queda de aquellas horas, es un retrovisor que giraba y giraba y giraba.... antes de darme cuenta, de que estoy lejos, muy lejos de allí y de tí.

domingo, 10 de julio de 2011

El color negro entre mis manos

Descendamos de las alturas,
volvamos a lo mundano y a lo efímero,
retrocedamos miles de años, hasta llegar a un presente mejor.

Descendamos de las alturas,
donde el espacio y el tiempo nos mecen,
desde aquí arriba hasta los problemas nos parecen insignificantes.

Descendamos de las alturas,
de la arquitectura blanca que asoma por los tejados,
de los techos plagados de gatos que no viajan en ninguna dirección.

Descendamos de las alturas,
descolguemos las farolas que nos alumbran el camino y violemos sus luces,
que el viaje de vuelta a casa sea tan oscuro como este dia.

Descendamos de las alturas,
aterrizando desde donde tantas veces se nos vió volar,
aunque mis alas estén, destrozadas en el suelo.





Ahora que esto es imposible
nos decimos toda la verdad ..

ya le has regalado a alguien
lo que no querías enseñar.

Y ¿cuándo? .. mi niña,
¿cuándo te enterarás?
¿Cuándo? .. mi niña,
¿cuándo te enterarás?

Que rompes mi corazón ..
Rompes mi corazón ..
Rompes mi corazón ..
Rompes mi corazón ..

El secreto de tus manos ..
él no lo sabría descifrar.
Nico guarda mis tesoros ..
yo ya no te quiero querer más.

Y ¿cuándo? .. preciosa, ¿cuándo te enterarás?
¿Cuándo? .. preciosa, ¿cuándo te enterarás?

Que rompes mi corazón ..
Rompes mi corazón ..
Rompes mi corazón ..
Rompes mi corazón ..

viernes, 8 de julio de 2011

Desidia




- Madre, ¿Por qué llora el payaso?
- Hijita, ¿acaso alguien se preocupo en hacerle reir?

Sympathy for the devil

Siempre me he sentido un poco atraído hacia él. Hacia sus ojos amarillentos medio podridos y a sus cuernos encenizados. Siempre me gustó estar allí donde todo ocurría, soltar una carcajada y pegar un portazo alejándote de la situación lo más rápido posible. Ser invisible a ojos ajenos, cambiar de forma, de aspecto...que este cuerpo sea uno de tantos.
Pero venga, reúnete conmigo y hablemos, del juego natural al que hemos estado jugando. Yo me pongo de parte del demonio, ¿en cuál te quedas tú? Me gusta que me llamen Lucifer y jugar a ser un demonio mundano y estéril. Es mi juego, mi posición, de dónde nunca debí salir.
Pero venga, reúnete conmigo y hablemos. De todos estos años de ángeles y demonios, de fuego abrasivo y sonrisas angelicales que lo curaban todo. ¿Podré contestarte? ¿Pensabas que solo tú tendrías turno de palabra? No he venido aquí por lo que hiciste en una vida anterior, si no por tu futuro chaval. Cógete a mi mano, lo pasaremos bien. Es una larga carretera en un coche con rock n roll. ¿No es lo que siempre has querido? Siéntate ahí, frente a mí, pidamos un par de birras. ¿Por dónde quieres empezar? Las cartas sobre la mesa amigo. Que no te intimide mi cola roja ni mis cuernos. No soy un demonio créeme. Soy una persona que acude a en los momentos de decaimiento y sufrimiento. Pero vamos, ¿creías que no tendría nada que decir? Es sencillo, siéntate conmigo, te diré lo que quieres oír y me llevaré tu alma. ¿No es un buen trato?
Pero venga, reúnete conmigo y hablemos. De qué quieres hablar, ¿de qué cambiaste de nombre? Yo llevo miles de años vagando por el mundo, esperando a encontrarme a alguien como tú, créeme, eres perfecto en ese sentido. Hagamos un poco de rock n roll. Venga, cabalguemos estas carreteras sureñas con una buena botella. Pero muchacho, que no te despisten mis ojos.
Algunos me llaman mentiroso y otras me llaman bastardo, como los que engendran. Vamos chaval, ¿acaso no conoces mi nombre? ¿No sabes quién soy? Ese de cuernos encenizados y dientes amarillos podridos. El de cola roja y piel en escamas. El que robaba almas, las almas de todo lo que querías. ¿Pero sabes qué? Que sentir simpatía por el propio Lucifer no me convierte en él.
Pero venga, reúnete conmigo y hablemos. ¿Crees que he llegado hasta aquí solo para escuchar eso? Algo mejor tendrás que decirme. Créeme, salimos los dos ganando. Nos contestaremos a las miles de preguntas que siempre nos surgieron. No soy Lucifer pero lo intento muchacho. ¿Que si de verdad yo quería serlo? Jamás, pero me convirtieron en él. ¿Te sientes solo? ¿Por una mujer? ¿Lo has pasado mal? ¿Podrías convertirte en algo que no quieres por una mujer? ¿Si? Ay amigo, ese es el problema. Pero no sufras, el infierno es lo demasiado grande para los dos. Como, ¿que no quieres venir conmigo? Pero, ¿Quién te ha dicho que esperaba tu respuesta? Mírate a los brazos chicos, ya eres un demonio más.
Pero venga, reúnete conmigo y hablemos. El viaje hasta allí abajo es largo, y tenemos tanto de que hablar...







jueves, 7 de julio de 2011

El curioso caso del magnífico buceador


Era una vez, una tarde cualquiera en una bahía sin nombre. A un lado de ella, el magnífico buceador, de pelo con corte "pop" y una barba desaliñada pero correctísimamente cuidada. Una estrella del rock venida a menos, un alter ego convertido a humano por cabezonería, un imbécil integral. Al otro, un buceador cualquiera, como yo.
El magno y experimentado buceador siempre hace lo que quiere y coge lo que necesita en el momento en que precisa: es más rápido, más ágil y más experimentado que nuestro compañero y sobre todo es un cazador nato. A nuestro buceador cualquiera le pueden las ganas a la habilidad, las olas lo mecen a la deriva y no consigue cazar.
Quién nos iba a decir, que estos dos cazadores se encontrarían navegando en la misma bahía. Claramente, el de aspecto californiano y estrella del rock reprimida es un atleta de los pies a la cabeza, nada que ver con nuestro amigo. Nada que ver.
Se presenta la caza más preciada que podrían imaginar, un gran pez de colores inigualables, dorados como la arena o los rayos del sol y comienza el baile. Nuestro amigo se deja el alma en cada uno de los aletazos, se queda casi sin respiración y muestra signos de cansancio. Le pueden las ganas, lo saborea, saborea una victoria tras tantas derrotas. Le tiemblan las manos y el pulso y hasta bajo el agua nota el sudor en su frente. Han sido muchos días tras una pieza así. La pieza que el siempre soñó y por la que despertaba cada mañana que bajaba a bucear.
Cuando se encuentra a tan solo 5 mm de aquel manjar, aparece el perfil del magnífico buceador. Rápido, silencioso y mortal. Aprovecha el aleteo de su contrincante para aprovechar la resistencia al agua en su avance. Apunta, elige y dispara su gran arpón. Da en el blanco. Por 5 mm se lleva la pieza. Sus armas no tienen nada que ver. Nada que ver.
Acaba la tarde en la bahía como una losa de color azul oscuro. Y mientras a uno le espera un largo camino a casa sin unas míseras chanclas que colocarse bajo sus doloridos pies, a otro le espera una rubia despampanante y un descapotable. Nuestro buceador amigo piensa que entre ellos no tienen nada que ver. Nada que ver.
Bajo una luna cuarteada y un cielo mortecino llega a casa, no sin preguntarse, "¿Qué tendrá él que no tenga yo?¿Cuál es el secreto?" Se quita la sal en la ducha de bajo de casa. Se seca el pelo, si cabe más desaliñado hoy que ninguno. Pierde su mirada en el horizonte y piensa: "es normal que se la llevara, no fui yo ni fue él, pero si fuera un pez y me supiera muerto, yo también querría que me diera caza él". El magnífico buceador siempre coge lo que quiere, siempre hace lo que quiere. Y sobre todo ellos no tienen nada que ver entre sí. Nada que ver.

viernes, 1 de julio de 2011

Con la música a otra parte.


No sé muy bien como despedirme y como darte las gracias. No sé si me estarás escuchando entre el tumulto de tus calles y de tu tráfico agitado a cualquier hora del día. Te diré que me despides con calor abrasivo de verano y con días soleados y relucientes. Gracias.
Te doy las gracias por muchos motivos: Por la gente que he conocido aquí, que me los llevo para siempre muy adentro: A Jorge, Nordin, Santi, Jaime, Juanjo, Dani, Javi, Nico, Helena, Amanda, Marina, Marifé, Jesús, Pedro, el fúsico, Antonio, Jonhatan, Fran, Bea, Zeidy y Kelvin. A las noches con Toni, con Tomás, y con Jose, o aquella vez que vino Jose Ángel desde Lorca. Me acuerdo de David, Alex y Juancho de Ceuta, en el piso de Nordin o de las reuniones en casa con las amigas de Ana: Anabel, Irene, Laura, Ana, Alicia y Leo.
Del comedor de Isabel la católica, del partido Madrid y Barça con Chuso, Oso y Paco, colegas de Murcia también desplazados en Granada. Idas de cabeza en Vogue, Sonora, Who, Perro Andaluz, Rocka con toda esta gente. Plazas siempre abarrotadas de gente, como Bib-Rambla o las batallas. Cenas en el mirador de Moraima, en la vinoteca o en la taberna de Antonio. Los cines de plaza Gracia, las cotorras de plaza Trinidad o los encuestadores de la calle Mesones.
Me llevo todo esto y mucho más muy adentro. Algo se queda aquí, ha sido un placer de verás. Volvería a repetir una y mil veces más a pesar de que pudiera equivocarme.
Pero le debo mil gracias como no, a tí. Con quien he compartido mis mañanas y mis noches. Mis buenos y mis malos momentos. Es contigo por quien vine y contigo seguiré aquí o en cualquier otro sitio.

Hasta siempre Granada.


Sería capaz
de cambiar el calendario lunar
para verte aquí en Granada un día más

Podría llegar
a escalar esta montaña polar
y a tu lado aterrizar
ver veletas acromontes sin mirar

Podría viajar
a Granada en mi nave espacial
y el paseo de los tristes alegrar
si te pones a bailar
las estrellas nos alambran al pasar

Siendo tan pequeño el universo como pudiste caber allí
siendo tan eterno este momento como me voy a querer morir
para quedarme sin ti

y bailar con la muerte no es buen plan
yo prefiero que me mates tu a bailar
y bailar con la muerte no es buen plan
yo prefiero que me mates tu a bailar
y bailar con la muerte no es buen plan
yo prefiero que me mates tu a bailar

martes, 28 de junio de 2011

Dejarse llevar suena demasiado bien


Serpentean viajeros en la estación de autobuses a eso del mediodía. Número infinito tanto de bultos y maletas como de historias que contar, incluso puede que ese billete, sea una más. Transeuntes atónitos que alzan el cuello en Puerta Real y chismorrean cualquier cosa que no tiene que ver con lo que está pasando allí. Y es que hacía tanto tiempo que no entraba en una Iglesia...
Como un triste bolero de verano, como una historia ya contada, ya realizada y ya acabada. ¿Me puedo fiar de tus carteles que me advierten, o me dejarás llevar a la deriva una vez más? Con la eterna pregunta que ronda mi cabeza, de tu egoismo desdichado y malcriado. Cocinado a fuego lento. Como odio el bucle del olvido de esta ciudad que lo mismo me abraza, que me escupe en la cara, o me deja susurrarle a la nuca o me aparta de un manotazo.

viernes, 24 de junio de 2011

Last Days


Este blog ha visto como se han ido muriendo muchas ideas y propuestas de otros y de uno mismo y aquí está, manteniendo el tipo ante el mal tiempo, demostrando una vez más, que está hecho de una madera especial, casi única. Otros quedaron atrás, pero aquí seguimos, al pie del cañón.
El asfalto de esta ciudad desprende fuego a sus pasos y no deja indiferente a nadie. En eso y poco más, es a lo que se parece esta ciudad a mi ciudad natal, en el fuego de verano, las noches de ventanas abiertas y la búsqueda perpetua de la sombra durante el día. Me queda una semana por estas tierras y es hora de hacer balance, aunque, probablemente, el siguiente post, ya sea desde mi casa.
Dejó atrás quizás el mejor año de mi vida, por muchas razones: he vivido como he querido y con quien quería después de mucho tiempo, compartiendo días y noches, he conseguido que la distancia me diera capacidad de crítica y coraza gestual ante las tonterías que me llegaban de muchos sitios. También he logrado conocer a gente maravillosa, gente que sé que es para toda la vida; me llevo amigos de verdad, con los que podré contar siempre que quiera. De esos que no organizan a la gente a su antojo ni de los que quedan a la sombra de estos como meras marionetas. De esos ya he tenido suficientes. Gente con personalidad, diferente, amable, personas que van de frente siempre, con y sin motivos. Y pienso que es muy triste esperar 25 años para tomarme una cerveza sin que lo que me rodea esté sugestionado al placer propio de alguien.
Guardo muy adentro la ladera de la alhambra, la cuesta del chapiz e incluso, el camino de Ronda. No me dejo olvidado aquellas tardes en Avenida Andalucía o el barrio de San Antón por la noche, ni el paseo de los tristes. Me impregno del olor del Sacromonte y de las angostas calles del Albaycin bajo, que por siempre me recordaran a las tardes de niño correteando por fransena. Me quedo también con el frío glacial que desprende la sierra en invierno, cuando los cristales se empañan y te asomas tras un cristal a la calle a ver nevar. No olvidaré el trasiego constante en Mesones o Bib-Rambla, ni los jardines del Triunfo por las mañanas, ni el Arco Elvira siendo apoyo de un arcoiris tras la lluvia en octubre.
Cuánta postal me llevo, cuánta foto inigualable, pero también me llevo otras cosas, a mi gente: por supuesto a mi hermano el hemeritense y nuestras quedadas porque sí, ya sea un vino, dos, unas cervezas, unos planes de festival.... A mi "moro" , con las tardes de su piso y sus cervezas en el sonora con los ceutíes, o jugando al fútbol en los paseillos, me quedo con el niño de Linares y sus infinitas oposiciones a todo lo opositable, siempre vestido "con respecto a la normativa" con Juanjo o Jaime, compañeros infinitos de fila, dibujo en mesa o ronquidos infinitos. De cuando Jaime nos hablaba del norte y se convertía en el rey del camborio...una noche más.
Tampoco me olvido de las niñas, de sus sonrisas siempre eternas en nuestro hall de entrada, ni de la organización para liarla bien gorda y acabar una noche en Vogue. Cualquier excusa vale, cualquier pretexto. Ellas tienen mucha culpa de que todo haya ido tan bien.
El tiempo se me ha escurrido entre las manos como arena de playa, aún parece cuando estábamos cualquier tarde tomándonos un café o haciendo planes que, aunque nunca cumpliéramos, siempre nos servían de excusa perfecta para una más.
Y todo esto se acaba: se acaban los vinos en casa, vivir en una ciudad casi perfecta y vivir un poco a mi manera. El despertar a cualquier hora, improvisar un plan y sentirte, aún, muy vivo.
Así fue como a cada uno de nosotros se nos resbaló el tiempo entre las manos pero tenemos que recordar, que lo importante es, cerrar a tiempo esa mano de donde se escapan las vivencias. Hay que quedarse con lo bueno,siempre. Y esta vez, tenemos mucho con lo que quedarnos.
Muchas gracias a todos de corazón por este año.

miércoles, 8 de junio de 2011

Cuando Patsy Cline cantaba "Crazy"


Se acaban las horas. Ha sido bonito desde que llegué en octubre, pero las circunstancias me empujan al abismo de volver a casa.
No hay nada en este momento que más pereza me dé que volver a casa, después de este magnifico año en Granada, dónde la ciudad se me ha presentado desnuda en muchas noches de primavera y áspera pero brillante en otras tantas del invierno. Me voy muy a mi pesar, pero me quedo impregnado para siempre de muchos rincones únicos, maravillosos, escandalosamente preciosos. Lo único que espero es que sea un hasta luego y no un adiós, porque no estoy preparado para despedirme de otra vez. De la alhambra, de la sierra, del Albaycin o del Sacromonte. Aún no estaba lo suficientemente preparado para decirte adiós, y la situación me ha empujado a ello.
Volver a reinventarse, una vez más, un año mas viejo, con menos pelo y más arrugas. Vuelta a un sitio donde ya no sé que es lo que me espera y lo que no, o mejor dicho, vuelta a la eterna incertidumbre que todo lo mueve cuando vuelvo a casa.
Me gusta esta foto que subo, con mi buen amigo Nordin, ceutí pero Granadino de pro, redescubriendo en un trabajo de piscoacústica el Albaycin. Llegando a sitios donde las visitas de los turistas llegan, rincones donde los amores se juran y se pierden o donde alguien compuso una canción a media noche.
Queda menos de un mes para que entre el verano por arco Elvira y signifique que nos vamos con la música a otro sitio.
Me siento como cuando Patsy Cline cantaba Crazy, cuando sabía que se había equivocado y la situación se convertía en un adiós irrevocable.




Crazy,
I'm crazy for feeling so lonely.

I'm crazy,
crazy for feeling so blue.


I knew you'd love me

As long as you wanted,
And then someday
You'd leave me for somebody new.

Worry, why do I let myself worry?
Wondering what in the world did I do?


Crazy for thinking that my love could hold you.
I'm crazy for trying
and crazy for crying.

And I'm crazy for loving you.

Crazy for thinking
that my love could hold you.

I'm crazy for trying
and crazy for crying.

And I'm crazy for loving you.

martes, 24 de mayo de 2011

Paralelas cruzadas por casualidad


Eso es lo que son el Kun y el Atlético. Paralelas cruzadas por casualidad."Al final se acabará yendo". Es lo que siempre le decía siempre a mi padre, sufridor como ninguno y vividor de grandes éxitos y fracasos de este club, que disfruto sus escasos años de vida en Madrid para disfrutar del mejor Atlético de la historia: el de la década de los 70.
Nos buscábamos mil escusas para autoconvecernos de que se quedaría. Pero sabíamos que aquello no iba a ninguna parte. Con la resignación del hijo que pierdes irremediablemente, con la sensación de cuando tu espectacular novia te abandona o quizás la suma de todo ello. Probablemente se marche el jugador que en 25 años (probablemente muchos más) ha vestido la camiseta de mi equipo con más calidad. Y se va por muchos motivos y muy diferentes y todos y cada uno de ellos muy comprensibles y razonables. Pero el lector debe saber antes de juzgar, antes de afirmar cualquier barbaridad.
Hasta la llegada de Cruyff en 1988 al Barcelona como entrenador, Atlético y Barcelona solo los separaban una liga. 23 años después la cuenta no la quiero ni mencionar porque es vergonzosa. El Atlético fue el primer equipo convertido en S.A.D. que para el que no lo sepa, es pasar de rendir cuentas a tus socios a pasar rendir cuentas a tus socios con la supervisión continua del estado. Y lo convirtieron los Gil que se apropiaron del club. Y el aficionado no hizo nada. Y ahora tampoco lo hace. Y mientras el que se muere es el club. Hoy, todos nos llevamos las manos a la cabeza de aquello. Pero estos son historias de nuestros abuelos que no vienen al caso.
Agüero se va porque tiene margen de mejora, porque es muy bueno y porque necesita jugar Champions cada año como los mejores. El problema es que el Atlético es el 3º equipo de España en masa social, en presupuesto y en títulos continentales y el 4º en títulos nacionales y tiene todo para ser un equipo donde el podría mejorar, y donde él podría jugar champions. Entonces ¿Cuál es el problema?
Primero la gestión, una total ruina. Segundo los ingresos: Cada año Barça y Madrid ingresan 100 millones de € más que el Atlético por derechos TV. Cada año más diferencia hasta que el sistema explote. Y como consecuencia de todo esto, si no hay ni dinero ni gestión no puede haber buena planificación deportiva.
Agüero es como cuando la chica más guapa de la discoteca coquetea contigo una noche y deseas el día siguiente, que la cogorza que llevaba no se le vaya en toda una vida. Antes o después la resaca se le iría y siempre hay gente más guapa, más atractiva y mejor persona que seguro puede conocer. Lo que ocurre es que tú eras esa persona guapa, atractiva y buena persona que se ha dejado llevar y que luce tripa, pelo desaliñado y malos modales.
Si el Kun no se queda es porque este equipo se le queda pequeño, pero este club no era pequeño, ni mucho menos. Lo han/hemos convertido en un mero segundón equipo de la liga disputandose la clasificación con equipos sin historia alguna como Villareal o Sevilla.
Ahora lo que hay que hacer es dejar de llorar por lo que pudo ser y no fue. Hay que ponerse a trabajar: apuntarse al gym, ir a la barbería y recibir unas ciertas clases de protocolo. Así no hará falta nunca más engañar a chicas guapas con alcohol en las discotecas. Si de verdad volvemos a ser lo que un día fuimos, vendrán a nosotros, como han venido otros tantos a lo largo de los años.

jueves, 19 de mayo de 2011

Jesus, etc.

Hay tantas cosas que os tendría que contar de estos últimos días que no sabría por donde empezar. Soy de ese tipo de personas que creen que hay canciones que se ajustan a dedos como anillos de compromiso y describen mejor que nadie nuestras sensaciones y nuestros sentimientos. Por ello, creo que con todo lo que ha ocurrido con el fatídico terremoto y los cambios que se avecinan en la sociedad, la canción de "Jesus, etc." de Wilco, se ajusta, milimétricamente a lo que siento.
Hoy no hay reflexiones, hay solo música, porque no me atrevo a subir fotos de mi ciudad en ruinas. Espero que todos estéis bien y los vuestros también. Algo está cambiando, está claro.

Wilco - Jesus, Etc. (Traducida)

Jesus no llores
puedes contar conmigo
puedes combinar lo que quieras
estare por aquí
tenias razon sobre las estrellas:
cada una es una puesta de sol

edificios altos que se tambalean
voces que escapan cantando tristes canciones
al son de notas encordadas en tus mejillas
amargas melodías dando vueltas alrededor de tu orbita

no llores, puedes contar conmigo
puedes pasarte por aquí cuando quieras
estaré por aquí,…
tenías razon con lo de las estrellas:
cada una de ellas es una puesta de sol

edificios altos que se tambalean
voces que escapan cantando tristes canciones
al son de notas encordadas en tus mejillas
amargas melodías dando vueltas alrededor de tu orbita

voces que lloriquean
los rascacielos rascan a coro
tu voz está fumando
los últimos cigarros, que es lo único que puedes tener
dando vueltas alrededor de tu orbita

nuestro amor
nuestro amor
nuestro amor es lo único que tenemos
nuestro amor
nuestro amor es el unico dinero de Dios
cada uno es un sol ardiente

edificios altos que se tambalean
voces que escapan cantando tristes canciones
al son de notas encordadas en tus mejillas
amargas melodías dando vueltas alrededor de tu orbita

voces que lloriquean
los rascacielos rascan a coro
tu voz está fumando
los últimos cigarros, que es lo único que puedes tener
dando vueltas alrededor de tu orbita


jueves, 28 de abril de 2011

Copa Rota

"Se ve triste en la cantina un bohemio ya sin fé..." Esto es lo que reza el bolero de José Feliciano que hizo inmortal años después Andres Calamaro.
Los sitios, los emplazamientos, los lugares, sin las personas no serían nada y son ellos quién los hacen inmortales e inmortal serán para siempre las horas que pasamos allí, casi nunca con excusa al respecto.
Esto es la historia de un bar que cierra, pero en el fondo no es así. Es la historia de cada una de las personas que hemos pasado por allí a lo largo de estos años, de las diferentes generaciones que hicieron el "Mama Luna" como el bar donde pasar el tiempo, con cualquier excusa. El centro de reuniones de muchos amigos, el sitio donde comenzaron y acabaron muchas historias, algunas más bellas que otras.
Si yo contara mi historia, os diría que fue de los primeros sitios donde llevaba a mi chica, donde le arrancaba las primeras sonrisas y donde nos dábamos los primeros besos. También donde el compadreo se magnificaba, donde compartíamos historias de Valencia, Granada, Liverpool, Cartagena, Manchester, Murcia, Almería y muchos otros sitios. Donde vibrábamos con la final del mundial, donde una cerveza es una excusa para poner el hombro para desahogarse con el compañero. Aquel sitio donde el camarero es tu amigo, el dueño una persona sabia a quién escuchar y dónde siempre podrías aprender algo diferente a lo que estabas acostumbrado. Dónde hemos llorado, reido, besado, abrazado... al fin y al cabo, donde hemos vivido durante unos años.
Y este sitio se muere, o más bien, lo matan lentamente, que es como más duele. Y, como espectadores en la plaza de toros, desde la barrera, sin poder hacer absolutamente nada.
No sé donde iré a tomar los Gins, las cervezas, las partidas de dardos o ver el fútbol. No sé que bar cogerá el testigo de la buena música, del rock de siempre, o del "club" de billar improvisado.
El caso es que esto se acaba y vamos a intentar entre todos, despedirlo con rock n roll. Como merecen.
Para mí, ya es un sitio inmortal.
Hasta Siempre.

PD: Me dicen que refleje el daño en los vecinos. Que no pueden dormir. El ruido de puertas para fuera JAMÁS es achacable al propio bar. Aquí todos sabemos lo que ha ocurrido, o nos lo imaginamos y sabemos porqué se han dado tanta prisa. Quizás, un cúmulo de circunstancias mal llevadas nos han llevado a este punto y ahora solo queda resignación.

sábado, 9 de abril de 2011

De nobles sin castillo y Vírgenes sin paso.


En una de las miles de noches de insomnio que me acribillan en los últimos meses, me decidí a repasar con una buena ginebra, música de los Rolling y mi ordenador, las diversas noticias que me llegan de mi ciudad y de su Semana Santa.
Lo primero que tengo que decir, es que a día de hoy, reniego de la Semana Santa de Lorca hasta sus cimientos. (Llegado a este punto, el lector de dicho artículo si quiere puede dejar de leerlo inmediatamente. Aquí no vendemos plazas de figurantes para el desfile bíblico).Lo veo como un acto de figureo superlativo, decadente, sin nada que ofrecer desde hace años y enquistado en una tradición marcada por algunas de las familias con más apellido, que no poder, de la ciudad. Ni Blancos ni Azules, todos iguales, defendiendo su ¿fe? en sus cofradías en actos que rozan ya lo inexplicable. Ojo, esto tiene trampa. En esta ciudad si hay familias humildes y no tanto, que trabajan todo el año en mantenimiento de esta fiesta. Mis respeto para ellos, porque el sudor de frente de cada uno de ellos debería de tener recompensa, aunque ya sabéis como funcionan las cosas en nuestra ciudad del sol y esto me indigna y me hace repudiarla aún más. Por ello, mis respetos para el que trabaja en esto, para el que quiere que la Semana Santa siga siendo importante y una bandera de nuestra ciudad atravesando fronteras. Pero en esta entrada, ellos no van a ser las víctimas. Lo serán los nobles sin castillo y las Vírgenes sin paso.

Empiezo por un vídeo de youtube donde una banda de música interpreta un tema de una película de Rocky. Años atrás la cucaracha, los doce cascabeles y el somos barrieros. No sé cuál será la explicación para toda esta parafernalia.
Ni soy devoto ni seguidor y/o practicante de cofradías, hermandades y un largo etcétera. Qué bien nos va a venir a aquellos que estamos fuera y queremos ver a nuestros familiares y a nuestros amigos, porque, os tengo que confesar una cosa: me da igual quien salga este año de Reina de Saba, de Cleopatra o llevando a las Vírgenes. Sé que quizás para muchos, sea el éxtasis de popularidad que siempre persiguieron en esta ciudad embarrada en familias ¿nobles? con más palabra que escudos, emblemas, estandartes ó símbolos heráldicos. Algunos pensaron que a través de los trasdosados y la capa de yeso hace unos años daban títulos nobiliarios. Luego compraron puestos para salir portando a una Virgen. "El cielo será nuestro", pensaron, aunque, no más lejos de la realidad, era donde realmente se encontraban. Si autoproclamarse Conde, Barón o Duque fuera gratuito, en Lorca todos los pasos serían Azul y apuesto a que discutirían cuál de ellos tendría el tono más puro y noble.
De aquí a apenas 5 días, cuando comience el Viernes de Dolores, Lorca se inunda de fe como si Benedicto fuera casa por casa y diera su bendición a las comidas familiares. Es cuando surgen las rencillas, los comentarios vacíos que te hacen para provocar (hace mucho que estoy de vuelta), los bares con los himnos (ya sin humo) que ahora imagino que más de uno aprovechará para salir a la puerta a fumarse un cigarro, los gallardetes en las farolas y los palcos y la tierra en mi calle.

Así que conciudadanos de Lorca, disfruten de la Semana Santa, aquel que lo quiera hacer y aquel que no, aproveche para visitar a sus allegados, acérquense a la playa o porque no, darse una vuelta el Viernes Santo por la mañana y descubrir cuál es el tono que más se llevará esta primavera/verano en las terrazas de Lorca y Águilas. Por lo que a mí respecta, espero que también se respete al que no comparte creencias ni poses, pues en la libertad de cada uno está elegir y yo he elegido que este año, por lo menos, no.